Villa Casale, maravilla termal con mosaicos

Villa romana di Casale en Piazza Armerina (Sicilia interior)
Si por casualidad el viajero no sabe, a priori, lo que alberga la villa romana di Casale—es un suponer—uno puede pasar de largo sin prestarle atención porque, aunque está bien indicado, no se aprecia la envergadura del tesoro hasta que uno se acerca bien. Menuda maravilla de los artesanos del norte de África a las órdenes romanas.
La villa romana di Casale está a 5 Km. de Piazza Armerina, presenta lo que fue la “segunda residencia” de un alto cargo del ejercito romano o un magistrado, algunos expertos la adjudican al emperador Maximiano (286-305) por el tipo de representaciones de alguno de los mosaicos.

Muestra del impresionante buen estado del Mosaico de las Atletas

Patrimonio de la humanidad, estos 3500 metros cuadrados de mosaicos romanos pertenecen a unas 60 estancias. Puede distinguirse perfectamente el lugar que ocuparon las termas, piscinas, el gimnasio; como se aplicaron los sistemas de calefacción para los baños termales y para la casa por medio de tuberías de barro cocido a lo largo del suelo y en las paredes de la zona de baños y masajes.

Pueden apreciarse los tubos de terracota por los que circulaba el agua caliente y que se situaban detrás de las paredes de esta sala de baños

A las termas se accedía tanto desde dentro como desde fuera por lo que se deduce que también podían ser utilizadas por personas externas a la propiedad.
En el vestíbulo un mosaico representa a la dueña de la casa que va a las piscinas con sus hijos y criadas ¡Vamos, la foto familiar pero realizada en mosaico, piedrita a piedrita!
El recorrido por la villa nos lleva por las dependencia del hombre, de la mujer, del servicio y de los huéspedes, cocinas, comedores privados, recibidores con columnas, terrazas….Todas las salas están decoradas con bellísimos mosaicos que en función de la estancia representa un tipo de escenas u otro: de caza, mitológicas, de pesca…Entre ellos se encuentra uno de los mosaicos romanos más famosos del mundo: el de las 10 jóvenes atletas en bikini — parece que era la vestimenta femenina deportiva del momento—y varios con los momentos más gloriosos de Hércules, hijo de Júpiter (el Zeus griego).
El buen estado de este formidable testimonio parece que es debido a un desprendimiento del monte Mangone, que sepultó el recinto y lo mantuvo oculto durante 7 siglos, hasta que en 1881 iniciaron las excavaciones que continúan hoy en día.
Recormendable alojarse en Villa Casale para poder visitar esta maravilla con tiempo. Se lo merece.

Si quieres leer el artículo completo sobre Sicilia clica aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Destinos Saludables y/o el poder del AGUA como protagonista y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s